Cada container posee escaleras metálicas localizadas en la entrada y salida del personal y los equipos. Son diseñadas con los esquemas apropiado y la inclinación de la rampa ideal para evitar cualquier accidente al intentar acceder o salir del container. Pasamanos metálicos cubren toda la periferia para ayudar al usuario.